Pintor, Soldado, Fuehrer


HitlerEntre una gran profusión de Biografías y seudobiografías, esta Semblanza de Hitler tiene la rara originalidad de ser objetiva.

Aquí se ofrece al lector un cúmulo de hechos, de testimonios y de situaciones dramáticamente históricas.

Y se deja que el lector utilice su propio Juicio para que llegue a conclusiones.

No se le sugiere nada. Se trata de Historia.

301 Páginas.

Libro Agotado.

,

  1. #1 by Ignacio R. on June 6, 2010 - 7:53 pm

    saobre el filosofo de hitler.

    Lic. Ignacio Ramírez Meléndrez.

    REFLEXIÓN DE LA VONLUNTAD DEL PODERÍO DE NIETZSCHE.

    Algunos testimonios de la correspondencia de Nietzsche señalan que en 1884 el gran filosofó reunió una serie de escritos destinados a la redacción de una obra filosófica; la cual quedo inconclusa y fue publicada un año después de la muerte de Nietzsche, gracias a su hermana Elizabeth. Se ha especulado que este libro no fue escrito por el ilustre filosofó, empero eso es totalmente falso. En primer lugar no existe ninguna demostración fehaciente de tal afirmación, solamente se parte de un supuesto y no se aportan pruebas al respecto: verbigracia donde están los documentos que sean capaces de demostrar esa falsedad. El suponer algo no es una demostración de un hecho y los que opinan lo contrario lo hacen sin fundamento y sin pruebas. No todos piensan de esa forma; como lo el caso de Martin Heidegger. Para el este libro es tan bueno como el Zarathustra. La hipótesis que considera el que Nietzsche si escribió este libro, tiene como fundamento el libro en sí, la forma como esta redactado se parece a todo lo escrito por el.

    La voluntad del poderío es un trabajo filosófico que trata sobre diversas acepciones filosóficas como el eterno retorno, la transmutación de los valores, el nihilismo y una crítica de la moral. Incluye también lo concerniente a la moral de señores y siervos; la cual consiste en reconocer de acuerdo a Nietzsche el que no existen hombres iguales y el señor es el que tiene que ostentar un sentimiento de desprecia hacía todo aquello que es correlativo a la cobardía, el miedo y la compasión, la cual es un sentimiento antivital, decadente y que constituye la debilidad: que es lo contrario de la fuerza, la potencialidad y la vida. Es la fe en sí mismo, el vanagloriarse, el alejarse de las interpretaciones de la grey, el rebaño, la masa o la sociedad.

    Esta concepción es una influencia de Schopenhauer; pues el decía que es una locura el darle importancia a las opiniones que tienen los demás sobre uno mismo, pues es el sujeto el que mejor puede llegar a conocerse; pues esta con el mismo las veinticuatro horas y por lo tanto sabe más de el, que la frivolidad de los demás, pues esto sola llegan a conocer al individuo de manera superficial. No obstante lo anterior, pienso que la opinión de otros puede conocer cosas que el mismo sujeto ignora de sí mismo como las exteriores. Es probable que por eso Nietzsche llegara a escribir Ecce homo, libro en el cual se vanagloria hasta llegar a la megalomanía.

    Antagónicamente se encuentra la moral de los esclavos; la cual rechaza el orgullo y alaba la misericordia, el perdón, el remordimiento, la piedad. El estilo de este libro es contrario a la moral, pues para el ilustre escritor no había cosa más virtuosa que lo inmoral. El pretendía superar a su época y no aceptaba la moral como sinónimo de la verdad; al contrario el dijo lo siguiente:
    “En tanto creamos en la moral, condenamos la existencia.” La moral no sabe nada de aquello que es bueno y malo.

    La voluntad del poderío consiste en afirmar la vida, en dirigirse más allá, en ser capaz de observarse uno mismo de lejos, para luego elevarse aún más mediante el desprecio de sí mismo, en la cual todo ser no solamente desea vivir; sino también someter a otras voluntades. Esto es una apreciación del mundo totalmente diferente. Para el genio alemán la belleza se encuentra representada en la especie superior, que es sinónimo de perfección, de altura y nobleza del alma (aristocracia).

    Nietzsche opinaba que el romanticismo fue una época en la cual se intento crear tipos superiores, empero ello desemboco en un fracaso. Ese espíritu subjetivista que dio mayor importancia al sentimiento que a la razón y además se opuso al pensamiento clásico y universalista de Francia en el siglo XVIII. Esa forma de pensar que vanaglorio la superstición, no es otra cosa que nihilismo pasivo, puesto que niega la vida y la cambia por un ultramundo, un más allá, un pensamiento que desprecia el sentido de la tierra.

    Por eso señaló: “Falta la especie superior, es decir, aquella cuya fertilidad y poder inagotables mantienen la creencia en el hombre. (Piénsese en lo que se debe a Napoleón: casi todas las esperanzas más altas de este siglo.)” El filosofó se encuentra en desacuerdo con el romanticismo de finales del siglo XVIII y su postura estética fue la del clasicismo inspirado en los patrones estéticos y filosóficos de la Grecia clásica. Lo relacionado con la especie superior es un juicio en el cual se contrapone a la igualdad entre los hombres, debido a que se parte del supuesto de la existencia de lo superior y lo inferior. Esto es una idea antagónica al cristianismo; puesto que el espíritu descubre las diferencias que existen entre los hombres, lo cual es una determinación disímil a la que se tenía en su tiempo. La voluntad del dominio de Napoleón fue admirada por Nietzsche y dijo al respecto que ha sido vituperada y calumniada por la democracia. También admiro en Napoleón el militarismo, la guerra por conquistar el poder y unificar a Europa en una sola entidad jurídica y política.

    Napoleón nunca fue el hombre bueno, el moralista que es incapaz de distinguir lo correcto de lo incorrecto. Para el pensador alemán un hombre superior tiene que estar necesariamente por encima de lo considerado como bueno por sus contemporáneos; pues lo contrario es un síntoma de retroceso y de incapacidad intelectual. El hombre bueno es una antipoda del bien (el hombre bueno del socialismo) y de la verdad. Sí el ultrahombre tiene como finalidad superar al hombre; sería impertinente el hacer lo mismo que otros pensaron por el.

    La forma como escribió el libro en comento Nietzsche, es elegante, amoral y sintética. En pocas palabras nos dice muchas cosas y su lenguaje responde a los parámetros estéticos de una obra filosófica de gran calidad, en la cual se ridiculiza a la moral cómo un referente de absoluta ignorancia de lo bueno y lo malo, lo mismo sucede con la veracidad, la justicia y la virtud. Su crítica a la religión nos demuestra que las teorías cristianas acerca del origen del universo son solamente fantasía y no tienen nada que sea susceptible de una demostración apodíctica. Pueden tener un valor estético o artístico, pero no científico. Para él los poetas se encontraban más lejos de la verdad que los pensadores.

    Otra de las cosas en las que incurre Nietzsche es el cuestionamiento de los valores y lo hace mediante la utilización de un lenguaje retórico, capaz de persuadir o sembrar la duda de todo aquello que es considerado como lo correcto, lo inmutable, lo perenne y eterno. Como diría el ilustre filosofó Schopenhauer: cuando alguien opina lo contrario de lo que nosotros pensamos sobre una cosa generalmente es tomado a mal. Esto acontece cuando una obra de arte nos repugna o cuando el pensamiento de un filosofó como Nietzsche arremete contra toda nuestra cultura, nuestro espíritu y moral. Las influencias que crearon la estética en los libros del filólogo, fue la lectura de los griegos, los clásicos y Schopenhauer. Lo demás es consecuencia de la capacidad creadora de su poiesis y de su ser en sí y por sí. Desde luego se podría hacer una lista inmensa de todo lo que leyó. Por ello tuvo una locuacidad en su lenguaje, de tal forma que la experiencia estética puede ir desde lo sublime, lo bello o lo feo y grotesco, esto depende del sujeto mismo, pues algunos puede parecerles lo primero y otros lo novísimo, desde luego en los últimos es provocado por influencias religiosas. Lo mencionado con antelación se puede vislumbrar desde una estética de la recepción ¿Empero cual es el elemento estético? Es esa sensación que nos invita a imaginar un deber ser, diferente al conocido hasta nuestros tiempos.

    La irreverencia es uno más de los elementos que se encuentran contenidos en la voluntad del poderío, sobre todo se da esto con los sacerdotes, el humanismo y la moral consecuencia del cristianismo. Esto es algo acertado, porque todos nos equivocamos, por eso es conveniente tratar de descubrir los errores propios y de los demás. Su filosofía fue vitalista, pero sus innumerables variantes no permiten que lo centremos en una clasificación determinada. Lo mismo sucede si lo situamos en una corriente estética, que en este caso podemos decir que es el clasicismo. En todas las clasificaciones que se efectúan sobre los filósofos siempre existen excepciones, pues el pensamiento no es lineal.

    En el tiempo en que vivió el filosofo hubo desacuerdo por parte de las personas que lo rodeaban, pues el gusto por está filosofía comenzó un siglo después de su muerte. El mismo comento: que nació prematuro para su tiempo. Wagner cuando leyó humano demasiado humano, menciono que aquí había reinado el mal. El cristianismo del músico y su antisemitismo; provoco el distanciamiento con el filosofó.

    Para que el juicio estético de una obra tenga mayor eco entre los contemporáneos; no solamente tiene que tener los parámetros de belleza estética como la riqueza del lenguaje la retórica etc. Sino que debe poseer la forma de pensar reconocida y aceptada por las mayorías. Desde luego si no tiene este requisito no significa en lo más mínimo que no posea en si mismo un valor artístico o filosófico. El hecho de que estén de acuerdo muchas personas en un parecer; no constituye en sí mismo una demostración de veracidad. Pero la moral se contrapone a la excepción, por eso el arte se encuentra determinado por la moral.

    En la voluntad del poderío se nos invita a cambiar de valores, a superar los de antaño, los viejos, los caducos, los presentes. Todo lo que hasta ahora se considera como bueno, sagrado y supremo. Aquello que no es puesto en discusión y se acepta sin reserva alguna. Un ejemplo de lo anterior es el siguiente: “La idea de una raza de hombres superiores es más odiada que los mismos reyes.”

    Lo que veía con desagrado Nietzsche es el rebaño, la sociedad, con sus valores metafísicos, el hombre inferior, el espíritu de la pesadez, de agotamiento, de debilidad de la voluntad, el profesar la compasión, el humanismo y la igualdad entre los hombres, como en el socialismo (Consecuencia del cristianismo).

    El socialismo en la multicitada obra; represento un sentimiento de aversión inconmensurable. El mismo se considero contrario al socialismo: “porque sueña ingenuamente con el Bien, la Verdad y la Belleza y con derechos iguales.” Las tres cosas mencionadas con antelación son una utopía, lo mismo sucede con el hombre bueno en el socialismo. Resulta menester el desvincular por completo a Nietzsche con Marx, de forma contraria a como lo pretenden hacer algunos filósofos comunistas.

    La caridad, la piedad y humanismo proletario, son conceptos totalmente antagónicos al gran pensador alemán. Y lo relacionado con la religión, el no se oponía a las religiones como Marx y al respecto escribió: “En primer lugar, somos ateos e inmoralistas, pero, a renglón seguido, apoyamos las religiones y las morales producidas por el instinto gregario.” Para el pensador, las religiones podían ser benéficas para el hombre superior, debido a que el conocimiento es poder y por ende el se encuentra por encima de los otros, en virtud de que ha dejado soterrado el dogma de Dios.

    Lo que Nietzsche despreciaba de la “plebe”; era la manera de pensar y de actuar en la vida, pues lo descrito como hombre inferior; es un conglomerado de cosas que no es conveniente que constituyan la esencia de la persona. Las fuerzas generadoras del nihilismo no se encuentran en la pobreza intelectual y física, sino en la doctrina cristiano moral del mundo. Toda nuestra cultura, nuestra axiología y derecho son correlativos al cristianismo.

    Por otra parte el placer estético se encuentra en la voluntad del poderío y en todos los libros de esté gran pensador alemán. Empero así como a muchos les agrada la forma tan original de Nietzsche, a otros les produce un efecto de aversión lisa y llana. El filosofó en sus libros fue sumamente original y además opino lo siguiente: “Situación del arte; absoluta falta de originalidad de su posición en el mundo moderno.” En efecto el arte suele inspirase en corrientes artísticas o simplemente en lo que los demás hacen artísticamente. Si la moda es el romanticismo o la ilustración muchos artistas imitan esas reglas que sirven para el juicio estético, el dictamen, parecer o comprensión del fenómeno estético.

    Las jerarquías es una manera de pensar característica en el escrito en comento, ya que para el; resulta necesario para describir la realidad. Si se considera en la sociedad la existencia de clases sociales en un sentido aristocrático en donde la capacidad económica no cuenta, podemos decir que hay diferentes tipos de castas en las cuales el filosofó situó a los artistas como pertenecientes al desecho más inmundo y vil que se halla conocido hasta ahora. El menciono que había un arte de lo degenerado. Esto mismo fue copiado por los nazis para realizar una exhibición de arte con ese mismo nombre. Ello se utilizo para describir el arte moderno y censura el que no fuese heroico. Las obras de arte en exhibición se encontraban acompañadas de unas etiquetas con un texto que las ridiculizaba.

    Para Nietzsche el arte sirve para soportar la vida inmersa en el eterno retorno de lo mismo; en donde lo equivalente no existe, solamente lo mismo. Y en lo referente a la belleza y la fealdad son consideraciones que dependen de una actividad intersujetiva y por lo tanto relativas. En lo que respecta a lo ultimo el filosofó escribió lo siguiente: “Decadencia de un modelo, contradicción y falta de coordinación de los sentidos internos.” Lo cual es una fuerza sistemática de la voluntad y una potencia debilitadora. La belleza lo mismo; pero de manera contraria, es decir un aumento en el poderío, correlativamente la forma se da en virtud de esa armonización creadora, esa organización de la fuerza, esa simetría. En este contexto el arte aparece como la sobreexcitación o embriaguez dionisiaca por medio de la cual el hombre toma partida contra el pesimismo de lo existente. Al unísono de este orden de ideas; el arte nos enseña valores morales. Verbigracia; esto lo encontramos en las novelas y como lo expresó Nietzsche: se nos muestra como héroes a todos los que tiene compasión por los humildes y lo mismo sucede con el altruismo, el amor al prójimo y una infinidad de valores morales que solo existen gracias a la inmoralidad o medios inmorales en virtud de los cuales son impuestos por el “rebaño”. Estos mismos ejemplos los encontramos en el cine. Por medio del arte se va moldeando una forma de pensar determinada, hasta el grado de censurar a todo lo que se oponga al espíritu de la grey.

    Según el insigne filólogo, para que un valor adquiera poder, es necesario que se sirva de todos los medios inmorales que sean útiles para la causa, de forma análoga a como lo hace un partido político con la oposición, es decir se emplea la calumnia, la difamación, la propaganda en la música, la literatura y el arte. Se orienta la opinión pública en una dirección determinada y es así como un valor adquiere un poder de dominio, y como ya lo he dicho anteriormente, el pensar de la mayoría no significa que se el verdadero y el que tengamos que seguir.

    Una de las cuestiones contenidas en la obra en comento es que el arte es la manifestación de la voluntad de poder, en virtud de la cual el este se comprende mediante su productor y no desde el receptor. Desde mi parecer el artista es el que conoce más que nadie su obra y por consiguiente es el intérprete ideal de la misma.

    El artista es el productor, el que tiene la capacidad para crear algo que todavía no existe, empero nos hace diáfana su voluntad de poder; mediante la obra de arte misma y nos arrastra invariablemente de la luz a la oscuridad. Pero hay un arte nihilista de negación de esta vida, de pesimismo sobre lo existente en donde la sensibilidad artística se sitúa fuera de lo sensible, por considerarlo como el error, la falacia, la apariencia. Pero esta dimensión es más metafísica que la de la realidad, la cual podemos decir niezscheanamente que como voluntad de la veracidad, de lo que es la cosa en sí, constituye un síntoma de degeneración. Por ello, el arte se encuentra por encima de esa voluntad que abandona lo sensible y por lo tanto se encuentra por encima de esta. La verdad se encuentra fuera de la percepción y por eso es mejor el arte, por encontrarse en el mundo sensible y no fuera de este. Si buscamos la verdad terminaremos alejándonos de este cielo y esta tierra, por tal razón el arte tiene más valor que la verdad para Niezsche, pues nos es más útil para la vida.

    Para que se de el arte y una contemplación estética de este, se requiere de un elemento fisiológico indispensable como lo es la embriaguez o espíritu dionisíaco. Y esto último tiene que estar precedido de una excitación en virtud de la cual es posible la embriaguez y por consecuencia el arte, la percepción estética y la creatividad. La enajenación del estado de ánimo es el sentimiento de potencialidad que resulta menester para la producción de las obras de arte.

    Hay tres elementos en el arte como son el: el impulso sexual, la embriaguez, y la crueldad. Esta última es empleada en el sarcasmo que se hace de forma recurrente en los periódicos. Lo segundo es un estado previo para el artista y lo primero es una cuestión censurada, empero que fortalece la potencia en el arte.

    Sobre la embriaguez el filosofó escribió: “El artista ama progresivamente los medios donde se manifiesta el estado de embriaguez: la extraordinaria finura y esplendor de los colores, la claridad de la línea, la gradación de los sonidos, lo que es distinguido, mientras que en el estado normal carece de toda distinción.” Una de las finalidades del arte es producir ese estado de embriaguez, de buen orden, claridad y precisión.

    El arte es un estado análogo a la animalidad en donde se acrecienta la representación de las imágenes y de las pretensiones. También aumentan las impresiones de bienestar generalizados, es decir una estimulación corporal. Este estado se asemeja a la embriaguez, pero no entendida como aquella que es producida por el alcohol, por causa de que esto es pasajero, efímero y fugaz. Es una embriaguez en la cual se incrementa la vitalidad y la perspicacia. Empero esta plenitud se puede encontrar en el hombre decadente, cuando logra un dominio de la fealdad o en el momento de estimular la crueldad contra nosotros mismos.

    Desde mi parecer esto es para mí, algo digno de valoración estética verbigracia: al leer una novela de terror como las de Lovecraft, se puede experimentar miedo, suspenso, depresión y conceptos similares. Esto no es opuesto al arte, sino que es una de sus múltiples variaciones.

    Nietzscheanamente se puede decir que lo feo no solamente es la antitesis de la belleza sino lo opuesto del arte. En el se encuentra el empequeñecimiento de la vida en general y correlativamente se produce la depresión. La génesis de ello es un estado de ánimo no artístico; como lo es la objetividad en virtud de la cual la vida se torna delirante.
    ¿En que cosiste la composición estética?.
    ¿Contextualizar los rasgos estéticos?.
    ¿Cuáles son los criterios?.

    LA VOLUNTAD DEL PODERÍO. FRIEDRICH NIETZSCHE.

    HERMENEUTICA DE FRAGMENTOS DIVERSOS DE NIETZSCHE.
    Ignacio Ramírez Meléndrez.
    Friedrich Wilhelm Nietzsche. (1844-1900)

    BILBIOGRAFÍA.

    El 15 de Octubre de 1844 nace Nietzsche en Röcken una ciudad de Sajonia , fue hijo de un pastor luterano, el cual fallece a causa de un reblandecimiento cerebral, por tal motivo vivió con su hermana Elisabeth, su abuela, dos tías y su madre, tuvo también un hermano, el cual muere. Ingreso en el internado de Pforta en el cual se le somete a una estricta disciplina de carácter tradicional, permanece allí durante seis años. En ese tiempo lee la cultura griega en especial a Platón y a Esquilo. Comienza a tocar piano y a escribir melodías, también escribe poesía y empieza a sufrir fuertes dolores de cabeza. Posteriormente se inscribe en Bonn para estudiar teología su madre sueña con verlo como pastor a igual que su padre, no obstante lo anterior, abdica y decide estudiar Filología en Leipzig en donde se le otorga el doctorado sin haberlo cursado debido, a una serie de publicaciones en las cuales demuestra su genialidad, su supremacía, su hegemonía sobre el vulgo. Ritschl su maestro lo recomienda en Basile como catedrático iniciando con ello una nueva etapa en la vida del filósofo.

    Su pensamiento evoluciona, abandona por completo el cristianismo, se vuelve schopenhaueriano, wageriano y anticristiano, por tal motivo se le alejan las amistades, por esa forma de pensar extremadamente radical para el tiempo en que vivió. Posterior mente tiene un rompimiento con el pensamiento de Wagner, el que por cierto llego a ser amigo del escritor.

    En 1879 deja la cátedra por motivos de salud y viaja a Italia y Suiza, se deprime por causa de la decepción amorosa que mantuvo con su amante Lou Andreas Salome, su vida se torna solitaria, hostil, melancólica y el gran pensador, en ese tiempo fuma grandes cantidades de opio, lo cual contribuye incuestionablemente al deterioro de su salud mental.

    Su salud empeora y por tal motivo ingresa a hospitales Psiquiátricos en la ciudad de Basilea y Jena. Se le diagnostica paralasis cerebral progresiva, enfermedad que termina por privarle de la vida en el año de 1900.

    Su libro más famoso fue Así hablö Zarathustra , el libro para todos y para ninguno como diría su autor. Escribió; Mi vida, Homero y la filología clásica, sobre la utilidad y los prejuicios de la historia para la vida, Aurora, el Anticristo, Más allá del bien y del mal, Sobre la verdad y la mentira en sentido extramoral, Sócrates y la tragedia, Fragmentos póstumos, Humano demasiado humano, El origen de la tragedia, El viajero y su sobra, Ditirambos dionisiacos, Ecce Homo, Nietzsche contra Wagner, la Gaya ciencia, La Filosofía en la época trágica de los griegos, El Crepúsculo de los ídolos, La Voluntad del poderío y una serie de ensayos y artículos.

    SOBRE MÁS ALLA DEL BIEN Y EL MAL .

    A continuación voy a aplicar el método hermenéutico, para tratar de interpretar el sentido de diversos fragmentos de Nietzsche y desde luego no profundizare en el cuestionamiento de la veracidad de los argumentos, por no ser el objeto del método filosófico de la hermenéutica. No obstante lo anterior en algunas partes emitiré mi opinión.

    La voluntad de la veracidad, esa afanosa búsqueda que nos ha deslumbrado con su ocaso terrenal en el espacio tiempo. Los filósofos han intentado en todo momento encontrarla. ¿Por qué el hombre quiere ser sabio en todo instante y no un ignorante?, existen tantas cosas que no podemos llegar ha conocer y de las cuales seremos ignorante y no sabios. Por eso, se necesita una nueva generación de filósofos aventurados en el peligro, en el quizá, en la duda que somete al conocimiento a la prueba de fuego, a la criba, del hontanar de las verdades. Los filósofos se jactan de tener un pensamiento conciente, empero en realidad, hay un conglomerado de instintos que forman parte de este pensar, existen verdades soslayadas; como lo es la apariencia, lo indeterminado. Estos dos últimos se les da menos importancia, pues solo se atiende a la verdad misma, porque “el hombre es la medida de todas las cosas ”.

    Es menester escudriñar la verdad en la falsedad, pues el tener por falso un juicio no es una objeción contra el mismo. Si la mentira es algo que fortifica la vida y es la conservación de la especie, ¿Por qué no valorar la mentira al igual que la verdad?, sí la religión favorece la vida y es además una mentira porque no valorarla al igual que la verdad. Para Nietzsche somos ateos e inmoralistas, pero no nos oponemos a la religión. La mentira puede ser utilizada para salvar la vida, en el caso de un juicio en el que se pida la pena capital, ¿cómo podemos decir que un sujeto en esas circunstancias actúa mal, si su acción es en pro de la vida?.

    Los filósofos al tratar de encontrar la verdad se equivocan, con mucha frecuencia, son infantiles e ingenuos. Sus afirmaciones metafísicas siempre quieren llegar a una moral determinada. Verbigracia; para Nietzsche, Kant estaba en un error cuando nos hablaba de la existencia de imperativos categóricos y de los juicios sintéticos a priori. Por eso, es este instinto lo que conocemos como filosofía, por el afán de dominio es defendido un pensamiento determinado. El filosofó pretende imponer como verdad su pensamiento, es el caso de los juicios sintéticos a priori, los cuales responde Nietzsche el porque tienen que ser verdad y sobre la utilidad de estos para la vida. Si queremos vincular a Nietzsche con alguna corriente filosófica, podemos decir que es el vitalismo, empero su filosofía fue de tal forma, que en realidad no encuadra en ninguna corriente filosófica.

    Una más de la concepciones criticadas por el multicitado autor es la creencia en el alma como algo inmutable, eterno, ajena al cuerpo, este dogma debe de ser abandonado . La vida misma es voluntad de poder de auto conservación en el más amplio sentido del término.

    Se encuentra en oposición con la fenomenología, pues el mundo no es creación de nuestros sentidos, es absurda tal creencia, porque nuestro cuerpo sería creado por nuestros órganos. La representación del mundo no es causa de la percepción fenoménica, es irrisorio e improbable. Lo atractivo en las teorías es el que puedan refutarse. Pero que difícil es criticar algo cuando nos agrada.

    Schopenhauer, caviló que la voluntad, es totalmente conocida por todo, empero en la volición hay una pluralidad de sentimiento concatenados, en la voluntad un pensamiento que manda y su concepción filosófica es una sistematización. Por otra parte la concepción de causa y efecto debe de entenderse como mera ficción teleologíca de comprensión, más no de explicación.

    Nietzsche se contrapone a la reconocida igualdad de la ley, como si la naturaleza misma de las cosas no se encontrase en condiciones distintas, disímiles y desiguales. Los hombres no son iguales dice el pensamiento nietzschiano. Y nunca quiso que se le confundiera con aquellos que proclaman la igualdad.

    Es la voluntad de dominio una de las cuestiones más trascendentales de la filosofía de Nietzsche, esa voluntad se eleva por encima de la razón, de la conciencia, del conocimiento inmanente al espíritu, puesto que lo importantes es que sea útil para la subsistencia. En más allá del bien y de mal hace alusión de forma peyorativa a la igualdad ante la ley y por consiguiente a todo lo que se le parezca, de allí que me parece distante y discrépate con el pensamiento de izquierda y también de la derecha conservadora.

    Como ya lo he señalado con antelación, el valor para vivir es lo fundamental, nada importa sí es contrario a lo anterior. Verbigracia; sobre el sentido de la verdad, cuando la moralidad del no debes mentir, se rechaza, debiendo legitimarse como medio de conservación del hombre la mentira, que no es para nada un valor cristino, sino vital. Normalmente se toma a mal la falsedad, empero en un sentido vital, es lo más racional que puede existir, auque sea inmoral, correlativo de una moral cristiana, soterrada en el vacío, la nada, el ser del espacio en donde no existe el espacio.

    ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA.

    Es un libro de suma importancia en la obra del gran pensador Friedrich Nietzsche, en él se encuentran los fundamentos de su filosofía, el mismo autor decía que el conocedor de Zaratustra sería el conocedor de su filosofía entera. Por eso, la importancia de lograr interpretar este texto, el cual es la representación del primer moralista anticristiano, Zaratustra es la antípoda, la antitesis, el hontanar dialéctico de la filosofía de Jesús, en especial de Pablo de Tarso y Lutero. Zaratustra es el que desenmascara esta filosofía como síntoma de decadencia, de agotamiento ante la vida, de pesimismo, de nihilismo. Al despreciar esta tierra, se renuncia a la vida por un ultramundo imaginario e inexistente, proclamado por los poetas y los detractores de esta tierra.

    LAS TRES TRASFORMACIONES DEL ESPÍRITU.

    Las tres trasformaciones del espíritu, en donde primero es camello, luego león y finalmente niño. El camello representa el estado en el cual hacemos visible la estulticia de nuestro conocimiento y llegamos a comprender que de forma similar al camello cuando se inclina, nosotros hemos sido obedientes a la moral que se nos impone silenciosamente. Empero esto no implica que debamos de renunciar a toda moralidad, sino que creemos una nueva moral, una trasformación de los valores, los cuales han sido impuestos por otros y nosotros solamente llevamos a la práctica lo que otros pensaron.

    Cuando el espíritu se trasforma en león, es el momento de rebelión contra el deber ser de la moral, es el pensar diferente respecto a todo lo considerado como bien y mal, es el despertar de nuestra persona, de nuestra individualidad, de nuestro ser único e irrepetible, es aquello que pretende crear nuestra propia moralidad como un sentimiento de potencialidad para la vida o todo aquello que le es útil a esta. La idea es que la moral debe de ser superada, pero para ello primero tenemos que destruir todo aquello que es considerado como perteneciente a las buenas costumbres

    La última trasformación del espíritu es el niño, el cual es inocencia y olvido, de todo lo aprendido o de todo lo predicado por Zaratustra. Lo que interpreto como causa de lo anterior, es en virtud de la máxima: “El hombre es algo que tiene que ser superado. ¿Qué habéis hecho para superarlo?.” Este olvido es la superación del hombre, debido a que no es posible llegar a la superación de sí por medio de un dogma inamovible, perenne, eterno. Todas nuestras creencias apuntan hacia el camino de la evolución, ignorando lo que pudiera ser involución, correlativo al proceso contrario del olvido.

    DEL AMOR AL PRÓJIMO.

    Nietzsche decía: “La guerra y le valor han logrado cosas más grandes que el amor al prójimo.” De esta manera se propone una transvaloración, una concepción diferente a la impuesta por el cristianismo, un pensamiento que encuentra mayores beneficios personales en la voluntad de dominio y a final de cuentas resulta más útil para la vida que el amor al prójimo y además como lo dijo con razón el gran pensador alemán: “Vuestro amor al prójimo es vuestro mal amor a vosotros mismos.” Con ello se puede inferir el darle mayor importancia a nuestra persona antes que al prójimo, es una clase de egoísmo el cual a fin de cuentas a lo largo de la historia ha sido insoslayable, ¿Por qué no considerar al egoísmo como una virtud?. En lugar del prójimo, amor al distante, al desconocido, a lo que vendrá, a las futuras generaciones, es lo propuesto por Nietzsche.

    DE LOS COMPASIVOS.

    El hombre de conocimiento camina entre los hombres como entre animales, debido a que el hombre es un animal. Es mejor ser compasivo a distancia, esto significa que la compasión se aplicara a las futuras generaciones y no a las existentes. Nietzsche le daba una importancia mayor al devenir, a lo que vendrá.

    Es mejor tener la compañía de todos aquellos que no sufren, que de sus contrarios, pues estos nos arrastran irremediablemente a un sentimiento de decadencia, inútil para la existencia. En cambio la alegría se olvida del daño y de lo que sufre proporcionándonos un sentimiento de potencialidad.

    El ayudar es algo contrario al orgullo y este debe de ser considerado como algo positivo. Para Nietzsche sería mejor librarnos del mendigo en relación a esto dijo lo siguiente: “¡Pero se debería suprimir a los mendigos!. En Verdad es enojoso tanto darles como no darles” . Este punto de vista de Nietzsche es solamente para los desconocidos y no tanto para el amigo que sufre, pues dijo así: “Pero si tienes un amigo que sufre, sé un último asilo para su sufrimiento”. El sentimiento de compasión esta presente solamente para el amigo y no lo es así para con un desconocido que en este caso, sería un mendigo. Me encuentro en discrepancia con Nietzsche en lo referente al mendigo, pues es un ser victima de un sistema social incapaz de proporcionarle los medios adecuados para su subsistencia.

    La compasión es una consecuencia religiosa, en relación a ello el gran pensador alemán en comento, afirmo lo siguiente. “En verdad, a mí no me gustan ésos, los compasivos, que encuentran bienaventuranza en su compasión: así son de desvergonzados.”

    La compasión es un síntoma de decadencia; en primer lugar porque nos horilla hacia la melancolía, la depresión, la antípoda de la alegría. Por ende es una manifestación de debilidad, es una aptitud nihilista y contraria a los más altos sentimiento de la nobleza de espíritu, en el sentido nietzschiano de la palabra.

    Para Nietzsche el hombre bueno es un degenerado, un decadente y además es consecuencia metafísica. Es este sufrir por un mal ajeno es un mal en sí mismo que debilita y envilece el espíritu.

    DE LOS VIRTUOSOS.

    Todos aquellos que buscan la virtud no lo hacen desinteresadamente sino que buscan su paga, su recompensa, su redención en el más allá en la vida de los cielos, en la supuesta vida que se encuentra después de la muerte. Zaratustra viene a enseñarnos que no existe tal paga, y que todo esto es producto de la mentira la falsedad y el engaño.

    A pesar de eso, la virtud se continúa practicando y todos quieren ser sabios en el bien y en el mal. Tal sabiduría no existe, pues hasta nuestros tiempos todavía no se sabe con exactitud que es bueno en términos absolutos y que es lo malo. Solamente los predicadores de ultramundos son los que se declaran como sabedores absolutos de ello y el que no cree en sus enseñanzas es señalado como ateo y que además recibirá el castigo del infierno por pecador, empero Zaratustra nos enseña que no debemos de temer ningún infierno, pues todo es un invento, una patraña, una quimera de los nihilistas, de los cansados de esta vida.

    DE LOS SABIOS FAMOSOS.

    El sabio famoso es aquel que ha servido al pueblo y a la superstición de éste, es decir es la encarnación del tipo ideal, que tiene las virtudes y creencias vistas como buenas por la mayoría de la gente, pero esto no significa que ha sido amigo de la verdad como lo estipula con razón Nietzsche. Ese sabio es el más elogiado por todos y goza de este reconocimiento de la virtud y antagónicamente se encuentra otro tipo idea,l que es un espíritu libre de toda la moral reinante, es decir no es el tipo continuador de la moral de su tiempo sino que va más allá de esta y al unísono es odiado por la sociedad.

    Este último ser es vituperado, calumniado y perseguido por la moral del pueblo la que busca sacarlo de su escondite, de su alejamiento con la grey, el rebaño, masa, sociedad. En cambio el otro busca darle la razón al pueblo, en su superstición y por tal motivo es venerado y a eso llaman verdad, a esa construcción sistematizada, por eso, Nietzsche no tenía un método filosófico pues la verdad en sí misma no se encuentra constituida por una organización sino que esta fluye constantemente en el devenir de la existencia como una corriente continua de cambios, de variaciones, de trasformaciones constantes que son imperceptibles a la razón humana.

    De la superstición del pueblo surge lo que es considerado como la verdad suprema, es decir un Dios, que solamente emana de la fantasía de la sociedad y que no tiene un sustento racional. Creer en Dios constituye un atentado contra la totalidad de la existencia. En lugar de esto, ¿por qué no creer en nosotros mismos?.

    Todo el tiempo hemos sido defensores del pueblo, al defender sus mitos y sus creencias religiosas, es así como formamos parte del rebaño, es así como solo repetimos lo que otros pensaron. Es en otro lugar en donde se encuentra el espíritu veraz, que vive solitario sin dioses y sin veneraciones. ¿Cómo se llega a este estado?, la repuesta es por medio de la voluntad leonina perteneciente a lo que Nietzshce llamó como la tres trasformaciones del espíritu, en la que el león representa la rebelión contra el deber ser de la moral.

    Los espíritus libres se encuentran en el desierto, solitarios, en cambio el sabio famoso está en las ciudades con la grey. Y sus virtudes siguen siendo pueblo que no sabe aun que es el pensamiento. Este es para el gran pensador, lo siguiente:

    “Espíritu es la vida que se secciona a sí misma en vida: con el propio tormento incrementa su propio saber-¿sabías ya esto?.” Se refiere a una fragmentación de la vida basada en una potencialidad vitalista, que incrementa su saber mediante el dolor, el sufrimiento, el esfuerzo, todo aquello que pretende superarse a sí mismo.

    DE LA SUPERACIÓN DE SÍ MISMO.

    Los sabios llaman voluntad a lo que nos apasiona. Nietzsche concibió la voluntad de poder, la cual se constituye como el afianzamiento de la vida, esa voluntad de imaginar solamente las cosas de este mundo, lo demás es charlatanería. Esa misma voluntad debe de emplearse al referirnos al mal y al bien, esto es creer en la imagen del mundo.

    En este apartado también se nos habla del mandar y obedecer, de estos dos el más difícil es el primero, pues es el que lleva toda la carga de aquellos que obedecieron. Y cuando acontece esto último se lleva un arriesgarse a sí mismo.
    La voluntad de poder desea someter al débil, esa es la voluntad de la naturaleza y en donde existe la vida también hay voluntad de poder.

    La vida misma es un proceso de una constante hegemonía sobre sí mismo. Para comenzar a superar al hombre es preciso, superarse a sí mismo. No existe un bien y un mal que sean eternos sino que estos deben de ser superados. Estoy de acuerdo en que se debe evolucionar en todos los ámbitos, incluso en los valores los cuales son vistos como inamovibles, pero eso no significa que se puedan mejorar. El prójimo tiene que ser superado, pero mediante la crueldad, y el dolor se comienza el principio de una voluntad férrea, inquebrantable, a la cual nos invita Nietzsche, a vivir en el autodominio de la voluntad.

    iramirezmelendrez@yahoo.com.mx

(will not be published)